«Lo esencial es invisible a los ojos»

Hoy un grupo de personas me han hecho feliz.
Un grupo de personas con las que, en un principio, no tenía más coincidencia que ser «papás y mamás del cole»
Un grupo al que la casualidad a unido, como podría haberme unido a otras…
Y sin embargo han sido ellas las que me han hecho feliz.

«Lo esencial es invisible a los ojos» dice la libreta que entre otras cositas han depositado en mis manos.
Lo esencial es invisible a los ojos…. Que bello, no creen?

Y por eso, este regalo es tan inmenso: Porque está impregnado de todo esos pequeños trocitos invisibles.
Esos que son esenciales.
Esos con los que me gusta recubrir mi alma y protegerme del exterior.

Y por eso estoy feliz.
Gracias.