Tormentas imaginarias

Buscó tu sexo y tus ojos
…y naufragó en la locura

Para curarse un poquito,
se entretuvo con el aire

… Descansó cerca del mar.

….

Ahora ve pasar los días
allí anclada en la cordura.
….
Calma, y calma, y más calma
añorando la locura.
añorando las tormentas
que traían a su rostro
ese azul olor a mar.

Sola en la Calma.

Y más calma.

Allí.

Cuerda.

Cuerda y amarrada a puerto.

Allí…

sin ti.